Páginas

21 dic. 2011

Vida sana ¿a cualquier precio?

Tanta es la persecución publicitaria de productos saludables milagrosos que incluso los más escépticos pueden caer en la tentación de probarlos alguna vez. Estamos ante una sociedad de consumo y lo que es más preocupante; ante una sociedad inmensamente preocupada por su apariencia física. Esto se traduce en que todo lo que pueda hacernos parecer más sanos y guapos nos parece factible e intentamos adquirirlo en cuánto podemos.
Pero, ¿no podría ser esto otra manera de incitar al consumismo?¿nos hemos parado a pensar si todos los productos con los que nos bombardean son realmente beneficiosos para nuestra salud?.
En realidad, no nos damos cuenta de que están jugando con lo más valioso de nuestra vida; nuestra salud. Nos hacen pensar que por tener una determinada talla vamos ha tener más éxito en la vida o incluso que por tomar un determinado yogurt al día vamos a disminuir nuestro riesgo de infarto. Y no hablemos de las enfermedades causadas por este tipo de pensamientos “modernos”, como la anorexia, bulimia, etc. que lo sufren personas que persiguen ese ansiado “cuerpo diez”.
Pensémoslo bien, una vida saludable no consiste en productos milagrosos que nos previenen de todo tipo de enfermedades, una vida sana es comer un poco de todo, cuidarse y lo más importante: sentirse bien consigo mismo.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Creative Commons License PARA LA REPRODUCCIÓN DEL CONTENIDO DE ESTA WEB, PONGASE EN CONTACTO CON SU PROPIETARIO. ESTA OBRA ESTA BAJO UNA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS.